Atajos.


Me han hecho historias de personas, amigos de amigos que conocieron a otro amigo que hacia esto: Llenaban sus vidas, sus  agendas de compromisos, actividades y cosas que les impedían hacer otras cosas por lo ocupados que se encontraban.
Pero, pero, no es un mito! Creo que siento los síntomas de esas historias en mi historia propia, ya no lo siento ajeno, ahora me apropio  sé que es tan real como lo abstracto de mi vida y lo sureal de mis sueños.
Quizás por no tener la mente disponible para pensar lo que no quieren pensar? Evitar lo que han evitado por años? No querer ser lo que saben que tarde o temprano tendrán que ser?
Es más fácil para trazarse atajos en la vida, con tal de no enfrentar las realidades y  responsabilidades con ellos mismos y con los demás. Es más fácil correr hacia abajo la cuesta que hacia arriba, pero sabemos que nuestras metas por mas difícil que se vea, están en la cima de la cuesta.
Profundo.
Tarde o temprano nos llega la edad, sé terminan los atajos, de ser por nosotros mismos y para otros. Ya no nos cobijarnos en la sombra de quienes escalan por nosotros, ahora nos toca a nosotros y cobijar a los que nos ven como ejemplo.
Este post para ser sincero no se a que viene o va, quizás, solo es parte de esta noche…
Arte: alejka

3 comentarios:

overdrive ostrich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Basurero Usurero dijo...

Llevas mucha verdad en tus palabras. Suerte.

Rebeca dijo...

Pues yo encuentro que tiene mucho sentido este post, a veces llenamos nuestra vida de muchas cosas, compromisos, sólo por no detenernos a pensar en lo importante.